Los trabajadores de la salud aún enfrentan una abrumadora escasez de máscaras y otros P.P.E.