Niños que murieron “obligados a convertirse al cristianismo y no se les permitió hablar su lengua materna”. encontrados en escuela indígena de Canadá.