La gran mentira de Trump se ha convertido en un movimiento politico.